Errores comunes en entrevistas de trabajo: ¿Qué evitar decir?

Las entrevistas de trabajo pueden ser estresantes y emocionantes al mismo tiempo. Quieres dar lo mejor de ti para mostrar al empleador que eres la persona adecuada para el trabajo. Sin embargo, a veces cometemos errores al hablar durante la entrevista que pueden afectar nuestra oportunidad de conseguir el trabajo. Aquí hay algunos errores comunes que debes evitar decir en una entrevista de trabajo.

Tabla de contenidos
  1. No hables mal de empleadores anteriores
  2. No hables mal de ti mismo
  3. No hables sobre tus problemas personales
  4. No hables sobre tu salario
  5. No hables sin pensar
  6. No hables mal de otros candidatos
  7. No hables sobre temas polémicos
  8. No hables sin hacer preguntas
  9. No hables sobre tus problemas de salud
  10. No hables mal de ti mismo por no tener experiencia
  11. No hables mal de la empresa
  12. No hables sin demostrar entusiasmo
  13. No hables sin agradecer al entrevistador
  14. No hables sin enviar un agradecimiento por correo electrónico después de la entrevista

No hables mal de empleadores anteriores

Una de las peores cosas que puedes hacer durante una entrevista es hablar mal de tus empleadores anteriores. Incluso si tuviste una mala experiencia, hablar mal de ellos puede hacerte parecer poco profesional y poco agradecido. En lugar de eso, enfócate en lo que aprendiste de esa experiencia. Si te preguntan sobre una mala experiencia anterior, enfatiza cómo superaste el problema y cómo puedes aplicar lo que aprendiste en el trabajo actual.

No hables mal de ti mismo

Aunque la modestia es una virtud, en una entrevista de trabajo no es el momento de hablar mal de ti mismo. Si te preguntan sobre tus debilidades, no te hagas el modesto y di cosas como "Soy muy malo para..." o "No soy bueno en...". En su lugar, enfócate en tus fortalezas y en cómo has trabajado para superar tus debilidades.

Tal vez te interese:   Descubre ideas originales para regalar a tus compañeros de trabajo

No hables sobre tus problemas personales

Es importante que los empleadores sepan que eres una persona con una vida personal, pero no es necesario que compartas todos tus problemas personales durante la entrevista. Mantén la conversación centrada en el trabajo y en tus habilidades. Si te preguntan sobre tus planes personales, enfócate en cómo esos planes no afectarán tu trabajo.

No hables sobre tu salario

En una entrevista de trabajo, es importante que te concentres en cómo puedes ayudar a la empresa y no en cuánto dinero quieres ganar. No hables sobre tu salario anterior o sobre cuánto dinero necesitas en este trabajo. Si te preguntan sobre tus expectativas salariales, di que estás dispuesto a negociar y que estás más interesado en aprender más sobre el trabajo y la empresa.

No hables sin pensar

Es fácil hablar sin pensar durante una entrevista, pero es importante que te tomes el tiempo para pensar en tus respuestas antes de hablar. Si no estás seguro de la respuesta a una pregunta, pide un momento para pensarlo. Hablar sin pensar puede llevarte a decir cosas que no querías decir o a parecer poco profesional.

No hables mal de otros candidatos

Es posible que te pregunten sobre otros candidatos durante la entrevista, pero es importante que no hables mal de ellos. Hablar mal de otros candidatos puede hacerte parecer poco profesional y poco ético. En lugar de eso, enfócate en tus habilidades y en cómo puedes agregar valor a la empresa.

No hables sobre temas polémicos

Es importante que mantengas la conversación centrada en el trabajo y evites hablar sobre temas polémicos como política o religión. Hablar sobre estos temas puede hacerte parecer poco profesional y puede hacer que el empleador sienta que no eres un buen ajuste para la empresa.

Tal vez te interese:   Consejos para elegir el color ideal en una entrevista laboral

No hables sin hacer preguntas

Una entrevista de trabajo es una oportunidad para aprender más sobre la empresa y el trabajo. Es importante hacer preguntas para demostrar que estás interesado en el trabajo y que quieres aprender más. Si no haces preguntas, puedes parecer poco interesado o poco preparado.

No hables sobre tus problemas de salud

Es importante que los empleadores sepan si tienes alguna restricción de salud que pueda afectar tu trabajo, pero no es necesario que compartas todos tus problemas de salud durante la entrevista. Mantén la conversación centrada en el trabajo y en tus habilidades. Si te preguntan sobre tus problemas de salud, enfócate en cómo esos problemas no afectarán tu capacidad para hacer el trabajo.

No hables mal de ti mismo por no tener experiencia

Es común sentirse inseguro si no tienes experiencia en el trabajo que estás solicitando, pero no hables mal de ti mismo por eso. En lugar de eso, enfócate en tus habilidades y en cómo puedes aplicarlas al trabajo actual. Si te preguntan sobre tu falta de experiencia, enfatiza cómo puedes aprender rápidamente y cómo estás emocionado de aprender más sobre el trabajo y la empresa.

No hables mal de la empresa

Es importante que muestres respeto y admiración por la empresa durante la entrevista. Hablar mal de la empresa puede hacerte parecer poco profesional y poco ético. En lugar de eso, enfócate en lo que te gusta de la empresa y cómo puedes agregar valor a la empresa.

No hables sin demostrar entusiasmo

Es importante que muestres entusiasmo y pasión por el trabajo durante la entrevista. Si no muestras entusiasmo, puedes parecer poco interesado o poco preparado. Asegúrate de investigar la empresa y el trabajo antes de la entrevista y enfatiza cómo estás emocionado de aprender más y de trabajar para la empresa.

Tal vez te interese:   Descubre cuánto puede ganar un coach en España

No hables sin agradecer al entrevistador

Es importante que agradezcas al entrevistador por su tiempo al final de la entrevista. Si no lo haces, puedes parecer poco agradecido y poco profesional. Asegúrate de agradecer al entrevistador por su tiempo y por la oportunidad de entrevista.

No hables sin enviar un agradecimiento por correo electrónico después de la entrevista

Es importante que envíes un correo electrónico de agradecimiento después de la entrevista. Si no lo haces, puedes parecer poco interesado o poco profesional. Asegúrate de enviar un correo electrónico de agradecimiento dentro de las 24 horas posteriores a la entrevista y enfatiza cómo estás emocionado de trabajar para la empresa.

Las entrevistas de trabajo pueden ser estresantes, pero es importante que evites cometer errores al hablar durante la entrevista. Hablar mal de empleadores anteriores, hablar mal de ti mismo, hablar sobre tus problemas personales o hablar sobre tu salario pueden afectar tu oportunidad de conseguir el trabajo. Asegúrate de pensar en tus respuestas antes de hablar, hacer preguntas y enfatizar tu entusiasmo y pasión por el trabajo. Envía un correo electrónico de agradecimiento después de la entrevista para mostrar tu gratitud y tu interés en el trabajo.

Juan González

Hola me dedico al coaching personal para sacar lo mejor de mis clientes. Compagino mi consultoría con la redacción web ya que se trata de unos de mis mayores hobbies.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información